La antigravedad y el caso de Gary Mckinnon


Fue el científico Yeugerry Podkednov, que en un experimento de superconductividad, descubrió que los cuerpos pesaban un 2% menos cuando se les aplicaba una determinada fuerza. Pero Tomas Townsend Brown conjuntamente con Paul Alfred Biefeld llevaron el experimento más allá: en un objeto metálico de forma acampanada y le transmiten un voltaje de 50000 V con el que el objeto se empieza a elevar. Muchos científicos aseguraron que era debido a el objeto electrificaba el aire, es decir, que se convertía en aire ionizado al pesar menos bajaba y subía de posición.

experimento_disco

Tomas empezó a reanudar el experimento, y sucedió lo mismo; el disco se elevaba. Siguió desarrollando el experimento y en el año 1952 construyó un pequeño avión que llegó a una velocidad de 185km/h. El avión no era más que una campana metálica con una cabina integrada en el medio. El avión anti gravitatorio lo desarrollaron los nazis.

Decidió dar a conocer su descubrimiento en Francia, donde una empresa apostó por ello. La empresa decidió realizar tecnología aérea para hacerla más barata, pero mientras esto sucedía, la familia Rockefeller compró de inmediato dicha empresa y prohibir los experimentos sobre antigravedad.

Una de las razones para hacerse con la compra de la empresa, fue que los Rockefeller eran propietarios de una gran empresa petrolífera, y que el experimento les produciría cuantiosas perdidas millonarias.

Northrop-Grumman
B2-Spirit

Actualmente esta tecnología se usa en uno de los aviones del ejercito estadounidense, llamado B2-Spirit. Se a detectado, aunque el gobierno lo niega, que hay una diferencia de 15 millones de voltios entre la zona de cabina y la punta de las alas.

Gary Mckinnon

Fue un hacker inglés que consiguió infiltrarse en durante un año a servidores de la NASA, Pentágono, ejercito de los Estados unidos, la Marina y el Departamento de Defensa. Accedió a cierta información de los Estados Unidos, donde según relata pudo observar proyectos como, de antigravedad, energía libre y una serie de adelantos tecnológicos a gran escala.

La justicia americana quiso condenar a Gary a la prisión de Guantánamo de por vida y a pagar una multa de 2 millones de dólares. La batalla judicial duró 10 años pero finalmente el gobierno del Reino Unido, negó totalmente su extradición.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s